viernes, mayo 29, 2009

EL AYUNTAMIENTO RETIRARÁ LOS ELEMENTOS QUE HAGAN REFERENCIA A LA DICTADURA FRANQUISTA, PERO NO DESCOLGARÁ LOS RETRATOS DE LOS ALCALDES

El Ayuntamiento eliminará de las calles y edificios los elementos que hagan referencia a la dictadura franquista, aunque no retirará del salón de plenos los retratos de los alcaldes de la localidad durante la dictadura de Franco, tal y como había solicitado en una moción la asociación Ahaztuak 1936-1977. La moción fue parcialmente aprobada por todos los grupos excepto el PP que voto en contra.

La asociación Ahaztuak 1936-1977 ha mostrado su pesar por la decisión adoptada por el Ayuntamiento porque consideran que "un salón de plenos democrático no puede contener elementos que sirvan para honrar a personajes que fueron sustento de la dictadura", en referencia a los cuadros que cuelgan de las paredes.

La asociación Ahaztuak 1936-1977 había presentado una moción en la que solicitaba eliminar los símbolos franquistas, incluidos los cuadros que están colgados en el salón de plenos. En uno de esos cuadros se puede ver a un alcalde vestido con el uniforme de gala de Falange.

La moción, aunque fue presentada por la asociación Ahaztuak 1936-1977 a todos los grupos municipales del Consistorio, fue avalada por la izquierda abertzale y EB-Berdeak para que de esta forma pudiese ser debatida en el pleno ordinario que se ha celebrado esta mañana.

La moción constaba de tres puntos que se han votado por separado. Dos de ellos han sido aprobados por PSE-EE, PNV, EB-Berdeak y los ediles de la izquierda abertzale, mientras que los concejales del PP han votado en contra de todos los puntos.

La portavoz del PP, Amaya Fernández, ha explicado en su intervención en el pleno que su grupo no apoya ninguna moción que esté presentada por los ediles abertzales que fueron elegidos bajo las siglas de ANV y que "se han negado a condenar los atentados de ETA".

Fernández no ha querido entrar "en el fondo" de la moción y ha señalado que tanto en ese punto como en el siguiente, en el que también se iba a tratar una moción de la izquierda abertzale respecto a los terrenos de Sefanitro, su grupo iba a votar en contra como así ha sido.

El resto de grupos municipales aprobaron realizar "un censo de los símbolos franquistas existentes en el municipio", y de "las calles, edificios o elementos varios que homenajeen a personas que se han significado por su protagonismo en ese periodo".

También se aprobó retirar en el plazo máximo de tres meses "todo aquello que haga referencia a la dictadura franquista en cualquiera de sus manifestaciones o a cualquiera de sus promotores, inspiradores o personas que ejercieron algún tipo de poder durante la misma".

Sin embargo, el pleno rechazó retirar los cuadros de los alcaldes de la dictadura que están colgados del salón de plenos. En este punto solo los concejales abertzales apoyaron la moción de la asociación Ahaztuak 1936-1977.

El portavoz del PSE-EE Alfonso García, señaló que retirar estos cuadros sería "cerrar los ojos ante la historia" y señaló que habría que si se quisieran dejar solo los cuadros de aquellos mandatarios que fueron elegidos por la ciudadanía habría que eliminar 14 de los 20 cuadros que hay en el salón de plenos.

El edil socialista recordó que antes de la dictadura franquista solo los alcaldes de la República fueron elegidos democráticamente, y aseguró que su grupo está a favor de cualquier iniciativa para recuperar la memoria histórica.

Por su parte, la portavoz del PNV, Amaia del Campo propuso que los cuadros del período comprendido entre 1937-1977 sean ubicados en el salón de plenos en un lugar separado del resto de mandatarios para que a los visitantes les "quede claro quienes fueron los alcaldes franquistas de Barakaldo".

video
(Barakaldo Digital / Tele 7)